¡ENVÍO GRATIS A TODO MÉXICO!
¡ENVÍO GRATIS A TODO MÉXICO!
Carrito 0

Juguetes para adultos: un mundo más allá de los juguetes sexuales

Los adultos jóvenes, muchos de los cuales forman parte de la generación Y, mejor conocida como millennial, acostumbran a coleccionar cómics, figuras y muñecos de la cultura pop, sellos, vinilos, videojuegos y muchos juguetes y artículos diversos.

Algunas personas coleccionan por diversión y gusto, lo cual es precisamente, la belleza o la esencia de coleccionar. Ya sea que se coleccione billetes y monedas de distintos países, imanes souvenirs para el refrigerador o elementos como juguetes de marca de ediciones especiales; para algunos, estos objetos pueden tener un significado más profundo que su simple presencia o gusto.

Piensa en trompos, baleros, carritos y avioncitos de carrera fabricados de madera. Estos son juguetes clásicos de la infancia de los baby boomers e incluso también son artículos icónicos de personas de la Generación X, y un poco de los primeros millennials, antes del auge de los videojuegos. 

El acto de coleccionar juguetes o artículos particulares permite a los adultos aferrarse y atesorar el pasado en objetos atemporales. Sin embargo, para algunos la alegría y gusto por coleccionar proviene de la emoción de conseguir objetos casi imposibles de conseguir. De hecho, algunos artículos son difíciles de conseguir, en la mayoría de los casos debido a su condición poco común. Por lo tanto, en la afición por los artículos y juguetes de colección para adultos existe esta emoción de adquirir un objeto específico y poco común, en ocasiones único.

Cuando finalmente se consigue el deseado artículo para la colección, continua un alto nivel de satisfacción como si se hubiera alcanzado un sueño inesperado.

Adultos jóvenes viendo en celular juguetes coleccionables: Entexstore

Por otro lado están los adultos que adquieren todo tipo de juguetes y objetos de colección como una inversión. Es decir, en primera instancia se busca adquirir un artículo coleccionable para posteriormente venderlo a un precio mayor a otros entusiastas coleccionistas. Esto es muy común en el caso de los tenis de marca, pues los amantes y coleccionistas de sneakers acostumbran a comprar ediciones especiales para posteriomente revenderlos a mayor costo.

La motivación de estos adultos que coleccionan juguetes y artículos diversos para invertir o revenderlos, radica en una faceta bastante escandalosa del materialismo. Para estos coleccionistas, transmitir significado y depositar emociones se considera una extravagancia, una pérdida de tiempo y esfuerzo. Quien invierte al adquirir objetos de colección más bien apuesta por la paciencia, el cual tiene un gran precio.

Al igual que las acciones cuyo valor se dispara con el tiempo, los coleccionistas también ganan valor monetario por una pieza de colección con el paso del tiempo. Por lo tanto, los coleccionistas con intención de inversión comprarían, por ejemplo, una figura de acción clásica de Darth Vader de diez años. Luego, tendrían dos opciones: venderlo inmediatamente teniendo un margen corto de ganancia o esperar algunos años para poder venderlo a un precio mucho mayor. Incluso el doble o triple.

Ahora la pregunta es ¿por qué juguetes? ¿Por qué los adultos coleccionarían juguetes de todas las demás colecciones posibles? Cuando se mira desde una mirada distante, coleccionar juguetes puede parecer fuera de lugar, especialmente para los adultos. Los juguetes son un elemento esencial que no puede faltar en las pertenencias de cualquier niño o niña. De toda la variedad de juguetes de un niño, casi siempre tiene sus favoritos. Lo mismo ocurre con los adultos. Los juguetes y artículos de colección son reliquias que permiten a los adultos revivir los recuerdos de la infancia.

Coleccionar juguetes puede brindar un breve descanso de la exigente vida adulta. Esta puede ser una práctica que se convierta en un pasatiempo, siempre considerando que el adulto coleccionista, tiene poder adquisitivo para permitirse comprar estos artículos o accesorios no esenciales.

Contrariamente a la creencia ampliamente aceptada, los juguetes no solo tienen valor monetario, sino que también tienen un valor emocional adjunto. Al menos, por eso, muchos adultos coleccionan juguetes.

“Hay una cierta alegría en coleccionar cualquier cosa, pero creo que solo los juguetes logran esa satisfacción por aquellos que nunca pudiste tener cuando eras niño. Para mí, no se trata solo de poder poseer algo que soñaba tener cuando era niño, sino también del hecho de que estoy en condiciones de tener en mis manos algo que incluso es mucho mejor de lo que hubiera esperado, además de considerarlo un lujo, pues pocas personas en el mundo tienen las piezas únicas coleccionables que tengo yo. luego. Conseguir de adulto el juguete de tu infancia te da esa maravillosa y cálida sensación de nostalgia”. — Jonathan, 42 años

Auto de carreras Playforever Bruno Racing Car Black: EntexFun

Consigue autos, motocicletas y aviones de carreras de juguete originales de la marca Playforever, CLIC AQUÍ

En 2015, las ventas de juguetes basados en películas aumentaron un 9%, y los hombres adultos no son las únicas personas que impulsan las cifras récord de ventas. Las mujeres representan alrededor del 60% de la mercancía de superhéroes y un 70% de las ventas de ropa, una categoría que es incluso más grande que los juguetes.

Cualquier personaje popular de televisión, película, serie o videojuego probablemente ya tenga al menos una versión de juguete. Ahora muchos adultos disfrutan coleccionando tales figuras de acción. Los juguetes en manos de un adulto, como un objeto palpable, pueden conectarlos con una historia de su infancia o con un momento de felicidad particular en la niñez.

Sin embargo, la conexión emocional que los adultos tienen con las figuras de acción coleccionables no es simplemente nostálgica, sino también artística. Las réplicas y representaciones de personajes de películas y superhéroes pueden tener un detalle y una estética asombrosa.

Con las redes sociales, los adultos coleccionistas de juguetes y otros artículos ahora pueden establecer contactos con otros coleccionistas que comparten intereses comunes. Compartir tu colección con otras personas que la aprecian es otro aspecto de la diversión que puede traer coleccionar juguetes.

Coleccionar puede proporcionar seguridad psicológica al llenar una parte del yo que uno siente que falta o que carece de significado. Convertirte en coleccionista de algún tipo de juguete u objeto puede servir para proporcionar una zona de seguridad, un lugar de refugio personal donde se calman los miedos y se maneja la inseguridad.

Estas son algunas de las razones por las que muchos adultos coleccionan juguetes. No todas las personas entienden el pasatiempo predilecto o la pasión que puede significar para un adulto coleccionar artículos diversos, aunque ellos mismos sean fanáticos o estén profundamente involucrados con sus propios intereses, proyectos apasionantes o pasatiempos.


Publicación más antigua Publicación más reciente


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados